- Qué hacemos

Qué hacemos

El CaLP ofrece liderazgo, experiencia y  evidencias para apoyar los programas de transferencia de efectivo en situaciones de emergencia humanitaria.

Con un alcance de más de 1.000 profesionales en 2011 a través de capacitaciones y foros en línea , y la presencia de grupos de coordinación en varios países, CaLP está trabajando para incorporar las herramientas y la capacitación en las organizaciones humanitarias, recoger el aprendizaje y la investigación, y abogar por la adopción de enfoques coherentes a nivel nacional y mundial.

En los últimos dos años, el CaLP también ha jugado un papel clave en la prestación de ayuda técnica y la coordinación de los actores humanitarios en los programas de transferencia de efectivo en la respuesta al terremoto de Haití, las inundaciones en Pakistán, la violencia después de las elecciones en  Costa de Marfil  y la crisis alimentaria del Cuerno de África.

Además, el CaLP trabaja en cuatro países prioritarios (Níger, Zimbabwe, Filipinas y Kenya) para apoyar la integración de la utilización de las transferencias de efectivo y vales en esos países propensos a los desastres.

 

¿Qué es la programación de Transferencia de Efectivo?

En todo el mundo, más y más gente vive en una economía de mercado, apoyándose en los mercados para satisfacer todas o algunas de las necesidades de su hogar. En muchos desastres o emergencias, los mercados locales  son capaces de funcionar en un corto período de tiempo. En estas circunstancias, las organizaciones humanitarias pueden ayudar a las personas afectadas para satisfacer sus necesidades  en los mercados locales, dándoles ayudas en efectivo o  vales que les permitan comprar lo que necesiten.  En las condiciones adecuadas, este tipo de ayuda tiene el potencial de ofrecer asistencia oportuna y eficaz a las poblaciones afectadas por el desastre, y  al mismo tiempo apoyar la economía local.

La programación de transferencia de efectivo por lo general cae en uno de los tres tipos de ayuda siguientes:

  • Ayudas en efectivo - proporcionar a las personas  dinero, con el que puedan comprar lo que necesiten
  • Vales - dando a la gente cupones que pueden ser cambiados por bienes o servicios en ciertas tiendas 
  • Dinero por trabajo - pagar a la gente por su trabajo, por lo general en  obras públicas o proyectos que ayuden a satisfacer las necesidades de las poblaciones afectadas por desastres.

¿Por qué las transferencias en efectivo?

La programación de transferencias en efectivo sólo puede funcionar cuando los mercados locales están funcionando y en condiciones de atender la demanda generada. Cuando este es el caso, las programas de transferencias de efectivo  entregan la ayuda de  manera que « apoya » or « incluye » los mercados locales y ayuda a estimular la recuperación económica.  La inyección de efectivo o el uso de vales de bienes con los comerciantes locales beneficia la recuperación del comercio y de la economía local. 

Además, el uso dinero o vales de dinero reconoce que los beneficiarios son quienes están mejor situados para decidir qué necesitan en sus hogares, y les da la flexibilidad de elegir de acuerdo con sus propias y diversas necesidades y prioridades. Al permitir a los beneficiarios controlar qué bienes y servicios necesitan sus hogares, muchos consideran las transferencias en efectivo más dignas que recibir bienes en especie, y se reconoce a los beneficiarios como participantes activos en la provisión del bienestar de sus familias después de un desastre.

Las transferencias de dinero también puede ser utilizadas para apoyar a las personas y comunidades vulnerables, y aumentar su preparación y capacidad de recuperación para mitigar el impacto de  crisis en el futuro.

Boletín Mensual
Recursos Busque en nuestra base de datos Busque